Niño de once años obligado a trabajar en el “sonderkomando” sobrevivió tras cinco años en Auschwitz

Nacido en Karlsruhe, Alemania, Martin Becker fue enviado a Auschwitz en 1941, con 11 años. Sus padres y abuelos fueron enviados a las cámaras de gas. Le entregaron unos alicates y le ordenaron sacar los dientes de oro de los cadáveres gaseados, individuos que estaban vivos unos momentos antes.

Martin Becker vivió y trabajó en ese campo de exterminio [Auschwitz] durante cinco años, obligado a servir en un Sonderkommando, uno de los grupos malditos encargados de la eliminación de cadáveres, quitándoles los objetos de valor y metiéndolos en los hornos.

Fue terrible, dijo. Recordó a un amigo que hizo entre los Sonderkommando, Eric, que olvidó parte del oro en los dientes. Fue arrojado vivo al horno por un guardia nazi. Recordó 1944, cuando los Judíos húngaros fueron enviados a la muerte a Auschwitz: “Tenían mucho oro en sus dientes” […]

Los nazis tenían cuidado de liquidar al Sonderkommando a intervalos regulares. Eran testigos de los crímenes, y como tales, tenían que ser eliminados. Martin Becker dijo que en un momento clave cuando iba a ser eliminado, se metió en una línea de niños rusos y se le perdió la pista. […]

Comentario de Neo Cohn: Otra historieta para no dormir. Un chaval de 11 años trabajando en el “sonderkomando”. Otros supervivientes insisten que los menores de 16 años eran enviados a las cámaras de gas al llegar. ¿Por qué no lo fue un chico de 11 años?

Esto de los “sonderkomandos” llama la atención porque demuestra la falta completa de escrúpulos del pueblo elegido. No se sabe de ningún superviviente de estos míticos sonderkomandos que se negara al trabajo de colaborar con la eliminación de sus familiares.

De otra parte estos campos estaban muy mal organizados cuando la gente se escondía de esta manera ¿qué hizo entre su desaparición del sonderkomando y la liberación? Porque en los cinco años que estuvo en el campo habría recuentos y selecciones continuas según dicen los supervi-mientes del holocuento.

Fuente.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en holocuentos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s